#AURAPOLÍTICA Juventud y política, ¿desinteresada, poco empática o con nuevas visiones?

¿Por qué se tiene una percepción negativa de la participación de los jóvenes en la vida política?; ¿Cuáles son los complejos de los jóvenes en la política y cuál es la integración adecuada?

Desde hace tiempo, la sociedad da por sentado que la juventud no debe participar en la política por falta de empatía, poca iniciativa y un desinterés que  se generaliza. Esto lo dijo Jorge Benedicto, autor del texto “La juventud frente a la política: ¿desenganchada, escéptica o las tres cosas a la vez?«.

Es casi como una visión general, dice el autor, de que un joven no debería participar en asuntos políticos, sin embargo, a muchos otros sí les preocupan los temas de índole colectiva e incluso en ocasiones mismos adultos no son capaces de identificarlos.

Será, que esta percepción ha adquirido tal fuerza que con el tiempo se ha convertido en una de las señas que identifican a la juventud contemporánea. No obstante, agrega el autor, muchas de las propuestas que pueda generar un joven, serán en su mayoría rechazadas, por el hecho del escepticismo  o porque casi toda la atención se concentra o en medios de comunicación, en sondeos de opinión o por lo que dice algún otro adulto. 

Jorge Benedicto añade, que no todos los jóvenes comparten ese desinterés. La respuesta, menciona, es esa cercanía que algunos han experimentado al relacionarse con el mundo político en instituciones sumamente burocráticas o factores muy estructurales que simplemente impide que muchos de ellos tengan capacidad de decisión, lo cual hace que decidan escapar de lo político, volverse distantes e incluso desconfiados.

“Nos encontramos entonces, con un claro predominio de diferenciación y  es la edad. Viene desde un criterio generacional. La correcta integración de los jóvenes a la política, puede resultar de gran utilidad partiendo desde el análisis de vida de estos mismos. Por lo que no debería resultar un ambiente tenso al integrarse en el mundo político jóvenes y adultos ya que juntos podrían obtener esa búsqueda de expresiones políticas sobre todo novedosas acordes a las experiencias y acciones que cada grupo vive”

Jorge Benedicto

Desde otro punto de vista,  resultaría más beneficioso y fructífero, obtener de ambos grupos (adultos y jóvenes), las distintas visiones generacionales, las culturas, las experiencias, e incluso conocer las actividades que cada grupo realiza, para utilizarlo después al hablar de política.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.